Nuevas inscripciones pre-tartésicas en la Cueva de Laja Alta, Jimena de la Frontera, Cádiz. II Georgeos Díaz-Montexano, Accepted Member Vitalicius of The Epigraphic Society, President Emeritus of Scientific Atlantology International Society (SAIS), Historical-Scientific Atlantology Adviser for James Cameron & Simcha Jacobovici and National Geographic. En el anterior artículo analizamos una posible inscripción que se halla por encima de la escena náutica representada en la Cueva de Laja Alta, Jimena de la Frontera, Cádiz. Los signos que componen la inscripción se pueden identificar con caracteres de la proto-escritura lineal pre-tartésica (ELTAR) que según parece fue usada en algunas regiones de la mitad occidental de Iberia de cara al Atlántico, fundamentalmente en el sur-sudoeste de la península, desde de finales del Neolítico o el Calcolítico temprano hasta la Edad del Bronce. La inscripción, leída a través de raíces afrasiáticas semíticas, se puede traducir como: tgy d(ˀ zˁ q blˁ “Ésta mi corona, terremoto hizo desaparecer”, o bien, “Éste mi reino, terremoto hizo desaparecer”.1 En esta ocasión vamos a considerar otra posible inscripción, algo más breve pero no por ello menos interesante. Se trata de un pequeño grupo de signos catalogado con el n.º 24 y localizado cerca de uno de los grandes barcos (n.º 22) y de una pequeña embarcación junto a lo que parece una escena de captura del atún (n.º 23).

Nuevas inscripciones pre-tartésicas en la Cueva de Laja Alta, Jimena de la Frontera, Cádiz. II.

febrero 9, 2019 Georgeos Díaz-Montexano 1

Georgeos Díaz-Montexano, Vitalitius Accepted Member of The Epigraphic Society, President Emeritus of Scientific Atlantology International Society (SAIS), Historical-Scientific Atlantology Adviser for James Cameron & Simcha Jacobovici and National Geographic. En el anterior artículo analizamos una posible […]

Nuevas inscripciones pre-tartésicas en la Cueva de Laja Alta, Jimena de la Frontera, Cádiz. Georgeos Díaz-Montexano, Accepted Member Vitalicius of The Epigraphic Society, President Emeritus of Scientific Atlantology International Society (SAIS), Historical-Scientific Atlantology Adviser for James Cameron & Simcha Jacobovici and National Geographic. “Hay que tener la mente un poco abierta, y pensar que quizá la historia no es como la hemos contado en los últimos cuarenta o cincuenta años” ―Dr. Eduardo García-Alfonso, Universidad de Granada, documental, “El Neolítico: puerta de la civilización” (Junio de 2016).

Nuevas inscripciones pre-tartésicas en la Cueva de Laja Alta, Jimena de la Frontera, Cádiz.

febrero 8, 2019 Georgeos Díaz-Montexano 2

Georgeos Díaz-Montexano, Vitalitius Accepted Member of The Epigraphic Society, President Emeritus of Scientific Atlantology International Society (SAIS), Historical-Scientific Atlantology Adviser for James Cameron & Simcha Jacobovici and National Geographic. “Hay que tener la mente un poco […]

ballena-barcos-sesostris-iii

¿Grandes olas y una ballena en la escena de la gran flota de barcos de Sesostris III?

noviembre 13, 2016 Georgeos Díaz-Montexano 1

La numerosa flota de barcos de Sesostris III como posible símbolo de la tradición sobre la numerosa flota naval de Atlantis. Nueva hipótesis atlantológica. Continuación. Por Georgeos Díaz-Montexano, President Emeritus of Scientific Atlantology International Society (SAIS), […]

Sin imagen

Georgeos Díaz: El enigma de los Gigantes y Titanes Atlantes de Giulio Romano

marzo 21, 2014 Georgeos Díaz-Montexano 0

El enigma de los Gigantes y Titanes Atlantes de Giulio Romano

Poseidón en la Sala Dei Giganti (Sala de los Gigantes) del Palazzo Di Tè
Poseidón en la Sala Dei Giganti (Sala de los Gigantes) del Palazzo Di Tè
Giulio Romano (b. ca. 1499, Roma, d. 1546, Mantova), uno de los más brillantes pintores del renacimiento, célebre por sus magníficas decoraciones de frescos y murales del Palazzo Ducale de Mantua, Italia, pintados hacia 1538, nos legó un fascinante y enigmático mural donde representó una enigmática isla con una elevada acrópolis, que los estudiosos de Historia del Arte han considerado una representación del Monte Olimpo, o sea, el monte donde moraban los dioses griegos, por ello mismo llamados olímpicos, los seguidores de Zeus. Esta es la tesis oficial. Sin embargo, creo que es errónea…