Lista cronológica de autores que han propuesto la idea de que en Iberia se hubiera usado la escritura desde mucho antes de la llegada de los fenicios.

En dos libros míos anteriores (2010 y 2014) a la primera noticia sobre la investigación de Pablo Ramírez que data de 2015, se puede ver una lista (jamás ante publicada) de todos los autores que encontré que hablaron, aunque sea una sola frase, sobre la posibilidad de que en la prehistoria de Iberia o Francia se hubiera usado algún tipo de escritura.

Se puede ver en mis libros (abajo incluyo enlaces) que ninguno de esos autores llegaron a compilar ni tan siquiera un solo signario o alfabeto completo (que tuviera más de una veintena de signos como mínimo para que pueda ser considerado alfabeto) con sus respectivos valores fonéticos y que se hubiera usado entre el Paleolítico y el Neolitico, por ejemplo, todo los autores que me precedieron se limitaron solo a exponer la misma idea que se venía ya comentando desde el siglo XVIII sobre la posibilidad de que en Iberia existiera algún tipo de escritura antes de la llegada de los romanos y en la inmensa mayoría en apenas un par de líneas o un párrafo. El primero que habló de la posibilidad de que existiera una escritura incluso en tiempos Paleolíticos fue Édouard Piette (1896-87), los anteriores solo hablaban de posibles escrituras anteriores a las de griegos, fenicios y romanos pero no muy anteriores como muy antiguas del Calcolítico o Neolítico si hacemos una comparación con las cronología que entonces se manejaban.

El máximo avance logrado antes de mis descubrimientos epigráficos y primeras publicaciones entre 1994 y 1995 fue comparar unos pocos signos de los hallados en muchos sitios de Arte Rupestre de Iberia con algunos de otros antiguos alfabetos (Wadelmar Fenn, 1950) autor que conocí en 1998, pero ni Fenn ni nadie antes había logrado compilar un signario o alfabeto completo con su cantidad mínima de signos necesaria para expresar una lengua y sus respectivos valores fonéticos ni se realizaron traducciones, obviamente al no existir un signario completo compilado con valores fonéticos propuestos ni siquiera como hipótesis de trabajo.

Esta fue la norma de todos los autores hasta que oficialmente en 1995 comienzo a publicar sobre la identificación y compilación del primer sistema de proto-escritura prehistórica que descubrí: la Escritura Lineal Atlántica (ELA), usado fundamentalmente entre el Neolítico y Bronce Pleno. Apenas un par de años después logré identificar, compilar y publicar igualmente en varios artículos en revistas otro signario de una proto-escritura que fue usada fundamentalmente durante el Paleolítico Superior y el Epipaleolítico y a la cual denominé: «Escritura Lineal Paleolítica» (ELPA), y años más tarde logré identificar y compilar un tercer signario de proto-escritura, el de la «Escritura Lineal Pre-Tartessia» (ELTAR), que como su nombre ya sugiere es un sistema que considero sería el verdadero ancestro de gran parte de los signos tartessios o del sudoeste y por ende de los hallados en las posteriores escrituras ibéricas.

A todos los signarios les adjudiqué -como hipótesis de trabajo- valores fonéticos de acuerdo a comparativas con los sistemas mediterráneos y norafricanos más cercanos en las formas, y como método de verificación de tales valores fonéticos me propuse intentar leer secuencias que por su extensión permiten ser consideradas con mayor probabilidad como palabras o mensajes escritos con un sistema logofonográfico o solo fonográfico. Al intentar las traducciones con todas las diversas antiguas lenguas y protolenguas reconstruidas por lo lingüistas que se hablaron en Europa, Asia y África del Norte, resultó que las traducciones resultaban coherentes no solo con las lenguas habladas en esos tiempos desde el Paleolítico hasta el Bronce Pleno (no siendo posible con lenguas posteriores o más recientes) sino que resultaron coherentes con la escena misma, con detalles muy concretos de lo representado figurativamente junto a las inscripciones y hasta la posible función atribuida ya por los expertos en Arte Rupestre a las mismas escenas donde aparecen los signos que identifico como caracteres de una de las tres proto-escrituras (ELA, ELPA, ELTAR) y no como meros símbolos de algo abstracto de significado oculto.

Después de mi vinieron, por orden, Jorge María Ribero-Meneses, quien en 2004 publica su primer artículo donde propone el uso de una escritura de tipo alfabética basándose en una sola inscripción de dos caracteres hallada en una piedra triangular con forma de vulva hallada en la Cueva El Castillo, y dos años después llega Ana María Vázquez Hoys a rescatar del olvido un hallazgo de mediados del siglo pasado donde los arqueólogos que excavaron el tholos de La Zarcita, Huelva, hallaron unas piezas con signos lineales y creyeron que podría tratarse de un tipo de escritura. Aquél hecho había sido olvidado hasta que Vázquez Hoys se enteró en 2006 y lo sacó de nuevo a la palestra y es justo reconocerle este mérito. Del mismo modo que es justo aclarar que lo único que «descubrió» Vázquez Hoys fue que existía un informe arqueológico ya olvidado en la Biblioteca del Museo de Huelva donde se hablaba de posibles signos de escritura lineal en dos objetos hallados en el tholos de La Zarcita, Huelva. Ella no descubrió, por tanto, como afirma por escrito y en conferencias, la existencia de escrituras lineales en Iberia antes de los fenicios.

Y finalmente aparece en escena Pablo Ramírez (2015) a decirnos que el signario tartésico tenía su origen en signos prehistóricos cuando ya había publicado yo en 2010 un libro precisamente con el título: ‘El Origen Prehistórico de la Escritura Tartesia: Ensayo epigráfico-lingüístico sobre el origen autóctono pre-fenicio de las antiguas escrituras de la península ibérica’, y otros dos sobre el signario ELA y el signario ELPA (2013-2014). Es decir, que en realidad Pablo Ramírez es el último, no el primero, pues recientemente se han sumado también al menos tres arqueólogos más a la misma idea de que ya desde el Paleolítico, incluso, existiera un sistema propio de proto-escritura inventado en Iberia, concretamente en Andalucía. Pero de esto hablaremos en otra ocasión, ya que de momento solo existe un par de notas de prensa y una ponencia presentada en un congreso local de prehistoria a la que aún no he podido acceder.

Como dato de interés recordar el caso que quizá sea mas conocido de mis logros al respecto, cuando en 2005, parte de mis investigaciones sobre las escrituras lineales paleolíticas (ELPA) y postpaleolíticas o neolíticas (ELA) fueron reconocidas como dignas de consideración académica en junio del 2005 por dos prestigiosas instituciones noruegas: La Biblioteca Nacional (donde se exhibe desde entonces una inscripción Paleolítica o Neolítica con mi identificación y desciframiento en la explicación de la misma) y el Instituto de Paleografía y Filología Histórica, adscrito a la Academia de Ciencias y Letras y a la Universidad de Oslo. Tales reconocimientos fueron originados a raíz de la identificación y desciframiento que había realizado unos años antes (2002) de una antigua inscripción en caracteres lineales idénticos a los usados en las escritas ibero-tartessias, pero grabados en un hueso datado en más de 6000 años de antigüedad. Tal inscripción con signos lineales había permanecido sin identificar desde principios del pasado siglo, cuando se produjo su hallazgo en la Coruña. Puede leerse al respecto el siguiente artículo: ‘¿Atlantis y Tartessos en una inscripción con más de 6000 años de antigüedad?’.

En esta publicación en la versión digital del diario Ideal de Jaén publicada poco después de aparecer la noticia sobre el estudio de Pablo Ramírez (diciembre de 2015) se explica con otros detalles un poco de todo lo anterior. Gracias a que Archive.org hizo una copia la podemos aún leer, ya que poco después fue eliminada junto con todas las que en ese mismo espacio de El IDeal hablaban de mis investigaciones.

Fuentes relacionadas

Lista cronológica de autores que han propuesto la idea de que en Iberia se hubiera usado la escritura desde mucho antes de la llegada de los fenicios.

https://www.academia.edu/9184092/_LA_ESCRITURA_NACI%C3%93_EN_OCCIDENTE_Marcelino_Sanz_de_Sautuola_y_la_Cueva_de_Altamira._Ensayo_sobre_la_Escritura_Lineal_Paleol%C3%ADtica._Las_primeras_escrituras_lineales_fonogr%C3%A1ficas_de_la_historia_halladas_en_cuevas_y_artefactos_paleol%C3%ADticos_de_Espa%C3%B1a_Portugal_y_Francia

http://atlantisng.com/blog/atlantis-y-tartessos-en-una-inscripcion-con-mas-de-6000-anos-de-antiguedad/
http://atlantisng.com/blog/0signario-eltar-vertical-unasola-tabla/

Más información acerca de mis libros sobre proto-escrituras prehistóricas de Iberia y occidente en www.OrigendelaEscritura.es.

Facebook Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *