¿ES CIERTO LO QUE MUCHOS AUTORES AÚN PREGONAN, QUE -SEGÚN PLATÓN- LOS ATLANTES SE EXPANDIERON HACE MÁS DE 12.000 AÑOS, Y QUE LA MISMA ISLA ATLANTIS SE HUNDIÓ IGUALMENTE HACE CASI 12.000 AÑOS? – Georgeos Díaz-Montexano

Cronología de la Atlántida.

Por Georgeos Díaz-Montexano, Scientific Atlantology International Society (SAIS)

En el diálogo de Critias o el Atlántico, que Platón redactó según los apuntes originales que su tío-pentabuelo Solón había traído de Egipto, cuando se dispone a describir la gran llanura del reino central del rey Atlas, en la cual se hallaba la metrópolis (Crit. 118c), podemos leer el siguiente pasaje:

“… [118β] […] ὧδε οὖν τὸ πεδίον φύσει [118ξ] καὶ ὑπὸ βασιλέων πολλῶν ἐν πολλῷ χρόνῳ διεπεπόνητο. …” (Critias, Platón, Ed. de Burnet, 1903).

“…Ahora bien, la llanura, por la naturaleza y por causa (por la acción o influencia) de muchos reyes durante mucho tiempo fue conformada…” (Traducción literal, ‘in verbatin’, Díaz-Montexano, 2000).

“…Now as a result of natural forces, together with the labors of many kings which extended over many ages, the condition of the plain was this. …” (Traducción W.R.M. Lamb. Cambridge, 1925).

“… Ahora bien, esta llanura, por acción conjunta y simultánea de la naturaleza y de las obras que realizaran en ella muchos reyes, durante un período muy largo, había sido dispuesta de la manera siguiente. …” (Traducción de Samaranch, 1963).

“… la naturaleza y muchos reyes, con su largo esfuerzo, habían conformado la llanura de la siguiente manera. …” (Traducción de Durán & Lisi, Gredos, 1992).

Comentario: Resulta inadmisible, e inexplicable, que la traducción de Durán y Lisi haya eliminado por completo la secuencia “ἐν πολλῷ χρόνῳ”, “durante mucho tiempo” y en su lugar haya intercalado: “con su largo esfuerzo”, que de ningún modo puede ser una traducción de “ἐν πολλῷ χρόνῳ” “durante mucho tiempo”.

Sigamos con más ejemplos de traducción del mismo pasaje del Critias 118c:

“…As a result of its nature, and of many years of engineering by successive kings, the plain had taken on the following character: …” (Traducción de Robin Waterfi eld, Oxford, 2008).

“…A planície foi mantida pela natureza e também por muitos reis durante muito tempo do seguinte modo…” (Traducción de Rodolfo Lopes, 2011, Universidad de Coimbra). [En castellano: “La llanura fue mantenida por la naturaleza y también por muchos reyes durante mucho tiempo del siguiente modo. …”]

En griego, literalmente, o sea, ‘in verbatin’, “… ὧδε οὖν τὸ πεδίον φύσει καὶ ὑπὸ βασιλέων πολλῶν ἐν πολλῷ χρόνῳ”, es “Ahora bien, la llanura, por la naturaleza y por causa (por la acción o influencia) de muchos reyes durante mucho tiempo…”. El sentido es claro. Se va a hablar de la conformación de la gran llanura central de Atlantis, “por la acción de la naturaleza misma y de muchos reyes durante mucho tiempo. La expresión “πολλῷ χρόνῳ” es habitual en los textos griegos con el mismo sentido -indefinido- de un largo periodo de tiempo.

En el mismo Timeo y Critias se aclara en varios pasajes (ver siguiente artículo) que la historia de Atenas y de Atlantis comienza cuando los dioses se repartieron el mundo (hecho que sucede tras la batalla con los Titanes), y se precisa que tal repartición, donde a Hefesto y Atenea le correspondió el Ática y a Poseidón la isla Atlantis, había sucedido 9000 años antes, es decir, entre el 9580 y el 9560 antes de Cristo, pues Solón conversaría con los sacerdotes egipcios entre el 580 y el 560 A.C.

Así pues, la historia de Atlantis comenzó en el 9000 antes de la conversación de Solón con los sacerdotes egipcios, o sea, hace unos 11.580/11.560 años, pero después se precisa en varios pasajes cómo es que habían pasado muchas generaciones de dinastías o descendencias de reyes, y mucho tiempo, tal como acabamos de ver en Cri. 118c, “βασιλέων πολλῶν ἐν πολλῷ χρόνῳ”, “muchos reyes durante mucho tiempo“, antes de que finalmente se corrompieran y decidieran hacer la guerra a las demás naciones y cayera sobre ellos la destrucción final por terremotos e inundaciones.

Así pues, a todos esos autores que aún siguen sosteniendo en libros, artículos, conferencias radiales, etc., que, “según Platón, los Atlantes comenzaron a expandirse tras la inundación o subida del mar de hace más de 12.000 años, y que la misma Atlántida desapareció hace unos 12.000 años, o más”, les hago una simple pregunta:

¿Cómo es posible tal cosa, cuando según leemos en los mismos textos de Platón, la historia de Atenas y de Atlantis comenzó en el 9000 antes de Solón (es decir, entre el 11.580 y el 11.560 antes del presente), y que después transcurrieron “muchas generaciones y descendencias de reyes” y “mucho tiempo” (πολλῷ χρόνῳ), antes de que ellos se corrompieran y emprendieran las guerras contras las demás naciones y finalmente sucediera el gran cataclismo que destruyó la isla Atlantis?.

Definitivamente, si recurrimos a Platón, no se puede sostener de ningún modo que “la Atlántida desapareció hace unos 12.000 años, o más”, porque, precisamente, eso no es -para nada- lo que nos trasmite Platón, a través de los apuntes que Solón trajo de Egipto. Afirmar tal cosa, es el mayor de los absurdos. Los Atlantes no pueden haber comenzado su proceso de expansión militar conquistadora y colonizadora justo en el mismo momento en el que surge su historia, o sea, en el 9000 antes de Solón (hace casi doce mil años), y cuando ni siquiera tenían barcos ni sabían navegar -tal como se aclara en el mismo Critias, cuando Poseidón aísla la colina primigenia sagrada donde vivía su amada Kleitós mediante tres fosos circulares concéntricos que inunda con agua-, y por consiguiente, es más imposible aún que la Atlántida haya desaparecido en la misma fecha en la que surge, o antes incluso de haber surgido, si se dice, “12.000 años, o más”.

De la lectura correcta del Timeo y el Critias queda más que claro que el final de Atlantis, así como su expansión colonizadora misma, debió suceder “mucho tiempo” (πολλῷ χρόνῳ) después, y podemos pensar en varios miles de años después, por todos los detalles que se dan de cómo evolucionó con el tiempo la civilización Atlante, desde su origen en el 9000 antes de Solón (hace entre 11.580 y 11.560 años), cuando aún no tenían barcos ni conocían la navegación, hasta que lograron alcanzar una alto nivel propio de la Edad del Bronce.

De modo que podemos situar la expansión bélica o colonizadora de los Atlantes, como muy temprano hacia el 3500 A.C., y el final de su civilización y el hundimiento de Atlantis entre el 2700 y el 1700 A.C., cuando se estima (según las diferentes fuentes clásicas) que debió acontecer el mismo cataclismo que destruyó la primigenia Atenas -y al parecer también a Atlantis- que se dice -en el Critias 112b- fue el tercero y anterior al cataclismo de Deucalión, o sea, el anterior cataclismo conocido como de Ogygos u Ogiges.

Facebook Comments Box
Total Page Visits: 570 - Today Page Visits: 3

Un pensamiento en “¿ES CIERTO LO QUE MUCHOS AUTORES AÚN PREGONAN, QUE -SEGÚN PLATÓN- LOS ATLANTES SE EXPANDIERON HACE MÁS DE 12.000 AÑOS, Y QUE LA MISMA ISLA ATLANTIS SE HUNDIÓ IGUALMENTE HACE CASI 12.000 AÑOS? – Georgeos Díaz-Montexano

  1. Quiero agradecer públicamente la extraordinaria perseverancia de quien nos une en este lugar D.Georgeos Diaz Montexano. He estado observando el grabado que ha atesorado y que muestra para el conocimiento público ese vestigio de nuestra antigüedad cuya ubicación hace muy bien en no revelar. De lo que sí quiero dar constancia en estas líneas es del encomiable criterio y juicio de quien publica críticas y diferencias de opinión con las propias dando ejemplo del sentido científico fundamental: el rigor que solo se alimenta del empacho de la duda.
    G. D. M. quien posee de este modo doscientas pruebas de paciencia lo que sumado a su espíritu crítico me hace admirarle de modo que apenas puedo sobrellevar la espera de recibir los libros suyos que he encargado para devorarlos. Sus doscientas pruebas de paciencia demuestran en nuestro entorno un escaso conocimiento de la historia de la ciencia, en la que la casualidad y lo inesperado es lo que más puertas del conocimiento han abierto y con frecuencia sus autores han sido lo que ahora se llaman “paracientíficos” como lo eran Jules (cervecero), Einstein (empleado de una oficina de patentes) Faraday (un maravilloso desclasado) Mendel (un entrañable monje).. o a Hubble a quien le llamaban “el mulero”, etc.
    Si acaban por desesperarle en la formación de un un decidido y bien financiado programa de investigación en la desembocadura del Guadalquivir le recomendaría que como Descartes escribiera un tratado sobre método científico quizás en el campo experimental. Así mostraría a los científicos academicistas el camino “sorprendente” de que para los nuevos descubrimientos no se alimenta el investigador de la absoluta certeza académica,(como es obvio) sino de la probabilidad, de la conocida navaja de Ockam, de la paciencia y de la perseverancia.
    Ánimo.
    Con afecto, Antonio Molina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *